¡Lo más vendido!

Promociones especiales

Novedades

Proveedores

No hay proveedores

EI Iyengar Yoga - Aprende sobre sus Posturas y Beneficios

EI Iyengar Yoga - Aprende sobre sus Posturas y Beneficios

Tal parece que el acelerado y cargado ritmo de vida de estos tiempos, hace notar que estamos cada vez más desalineados en lo que debería ser la unidad de mente, cuerpo y espíritu en el equilibrio de nuestro ser. Sin embargo, existen algunas técnicas creadas para canalizar esas energías de desequilibrio y transmutarlas en energía positiva, de tal manera que podamos estar en armonía y en consonancia con nuestro yo interior y, por consiguiente, con todo aquello que nos rodea.

Una de estas técnicas es el yoga que, aunque se piensa que es sólo uno, esta disciplina envuelve diversas corrientes creadas para elevar nuestro ser, a través de la práctica de técnicas variadas. Así, el hatha yoga comprende lo que se conoce como Iyengar Yoga, una técnica que busca lograr esa tan anhelada alineación de los pilares que sostienen la esencia de nuestro ser: cuerpo, mente y espíritu.

¿Qué es Iyengar Yoga?


El Iyengar Yoga es una disciplina basada en el detalle, precisión y alineación de las posturas o asanas, y en el CONTROL DE LA RESPIRACIÓN O PRANAYAMA, que combina 200 posturas del yoga tradicional y 14 tipos de respiración diferentes, en una escala que va desde el nivel básico hasta el nivel avanzado, permitiendo una mejora gradual en los estudiantes de esta disciplina. Por lo general, el Iyengar Yoga involucra el uso deaccesorios de apoyo como cinturones, bloques y mantas, que sirven de ayuda para la correcta ejecución de las asanas, previniendo posibles lesiones y haciendo que los movimientos sean mucho más fáciles para quien los ejecute.

El Iyengar Yoga es conocido como una de las variaciones del hatha yoga tradicional más populares en occidente. Su fundador, Bellur Krishnamachar Sundararaja Iyengar, conocido como B.K.S Iyengar, fue considerado uno de los maestros de yoga más importantes del mundo, quien inició la práctica de esta disciplina tras sufrir de tuberculosis en su adolescencia. El maestro B.K.S Iyengar encontró su sanación en la práctica del yoga y, a partir de entonces, adoptó esta disciplina como parte de su estilo de vida, dedicándose a impartir sus beneficios mediante la publicación de algunos libros, entre los que destacan Luz sobre el Pranayama, Luz sobre el Yoga y Luz sobre los Yoga Sutras de Patañjali.

“Tu cuerpo existe en el pasado y tu mente existe en el futuro. En el yoga, se unen en el presente.”
B.K.S Iyengar

¿Qué involucran las clases de Iyengar Yoga?


  • Asanas: se realizan tanto para prevenir como para sanar lesiones y responden a las necesidades presentes en los distintos sistemas que componen nuestro organismo. Las asanas o posturas proporcionan beneficios tales como salud, firmeza, fuerza, flexibilidad, disposición, belleza y claridad para expresarse. En el Iyengar Yoga, las asanas se mantienen durante un tiempo determinado y siguiendo una secuencia específica, donde cada una de ellas se introduce de manera progresiva, atendiendo a las capacidades y necesidades del alumno, para que puedan asimilarse poco a poco, evitando posibles lesiones.
  • Pranayama: se trata de realizar RESPIRACIONES CON UN GRADO DE CONCIENCIA, desde la inspiración hasta la retención y expiración, para incrementar la capacidad pulmonar y utilizar el oxígeno adecuadamente, desarrollando una mente estable y fortaleciendo la autodeterminación y la capacidad de reflexión.
  • Pratyahara: implica trabajar en la quietud de la mente y controlar nuestros pensamientos y nuestros sentidos, para internalizarlos y establecer contacto con lo divino.

Posturas y accesorios de apoyo del Iyengar Yoga

Considera ésto cuando practiques este tipo de yoga


Es importante saber que, en las prácticas de Iyengar Yoga y para la ejecución de las POSTURAS, es necesario que quien imparta los conocimientos o proporcione la instrucción, sea un profesor cualificado, autorizado por B.K.S Iyengar, que ayude a los estudiantes a realizar las posturas de yoga adecuadamente, atendiendo las necesidades de cada uno de ellos, así como las dolencias o trastornos que puedan presentar. Los profesores que han sido autorizados para impartir clases de Iyengar Yoga, forman parte de la lista oficial de profesores de la Asociación de Yoga Iyengar de su país, y del directorio internacional de profesores de la página web oficial de B.K.S Iyengar.

Además, para que aquellas personas con limitaciones físicas puedan ejecutar las posturas o asanas, el Yoga Iyengar cuenta con una variedad de herramientas de apoyo como bloques, sillas, ladrillos, mantas, sogas, entre otros; que ayudan a realizar las posturas de una manera mucho más sencilla, permitiendo además que se sostengan durante el tiempo necesario para que el trabajo pueda penetrar hasta las capas más profundas del cuerpo, de manera que no hay excusas para no practicar esta disciplina.

El Iyengar Yoga se caracteriza por la alineación como eje central, donde la perfecta colocación de los huesos y articulaciones permite lograr un mejor equilibrio, sin la necesidad de imprimir mayor esfuerzo sobre los músculos del cuerpo, lo que a su vez favorece la circulación de la sangre y el flujo de energía equilibrada a lo largo del organismo.

La alineación comprende también el desarrollo de la precisión, intensidad y dinamismo en las asanas, aspectos que favorecen el crecimiento personal del practicante, al brindar profundidad, amplitud y percepción en la relación que, mediante la práctica del yoga, se establece entre cada una de las partes del organismo, desarrollando así lo que el maestro B.K.S Iyengar ha denominado “la inteligencia de las células”.

El Iyengar Yoga también se caracteriza por las conexiones que permite establecer a lo largo de nuestro cuerpo, y la conciencia que es capaz de crear en torno a ellas. Esta disciplina nos enseña que más que simples posturas, el trabajo que realizamos se trata de autodescubrir y comprender lo que llevamos dentro, esas conexiones que existen entre cada una de las partes de nuestro organismo, para finalmente comprender la esencia de nuestro ser.

Otro aspecto fundamental que involucran las prácticas del Yoga Iyengar, es el reconocimiento de la diferencia entre acción y movimiento, ya que con el trabajo progresivo somos capaces de percibir no sólo lo que ocurre a nuestro alrededor, sino también lo que ocurre dentro de nosotros mismos. Así, en el método Iyengar, la acción es aquel movimiento que, aunque no puede ser percibido desde el exterior, genera un grado de conciencia y sabiduría en las posturas que realizamos, lo que permite el flujo de energía equilibrada desde la parte superficial de nuestro cuerpo hasta sus capas más profundas, propagando una sensación de relajación a lo largo de todo nuestro ser.

Igualmente, el Iyengar Yoga comprende el desarrollo de posturas personalizadas, donde, a través de la práctica y el entendimiento de nuestro propio cuerpo, podemos ejecutar aquellas posturas que se adapten a las necesidades de nuestro organismo, de acuerdo a su estado de salud, llegando a penetrar los niveles físico, orgánico y mental de nuestro cuerpo, para un trabajo más profundo y una alineación perfecta.

Esta disciplina involucra además el uso de herramientas de apoyo como ladrillos, bloques, mantas, sillas y otros elementos que facilitan la ejecución de las asanas, de manera que, si no contamos con la fuerza o habilidad que requieren algunas de estas posturas, podemos hacer uso de algún elemento de apoyo para lograr realizar y sostener las posiciones por un largo tiempo, de manera que los beneficios de la práctica puedan penetrar profundamente en las áreas trabajadas.

Beneficios del Iyengar Yoga


  • Ayuda a eliminar dolencias, trastornos y enfermedades del organismo.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Favorece la respiración, mejora la circulación de la sangre y disminuye la presión arterial.
  • Ayuda a lograr la alineación de músculos, articulaciones y huesos y a mejorar la postura.
  • Ayuda a combatir el insomnio.
  • Potencia la estabilidad emocional, la focalización y la tranquilidad mental.
  • Mejora la concentración y la disposición.
  • Reduce la ansiedad, el estrés y la depresión, sustituyéndolos por una sensación de bienestar.
  • Ayuda a alinear cuerpo, mente y espíritu para un equilibrio total del ser.

El Iyengar Yoga es una forma eficaz de sanar el cuerpo, el alma y la mente a través de ejercicios que enaltecen nuestra conciencia y nos nutren como seres de luz. Si tu objetivo es cambiar y llevar tu esencia a otro nivel, el Yoga Iyengar es una gran opción para llevar ese deseo a la acción. Hazlo diferente, hazlo por ti y verás que el mundo te lo agradecerá, recuerda que

“El cuerpo es el arco, asana es la flecha y el alma es el objetivo.”
B.K.S Iyengar

Maestro yogui Bellur Krishnamachar Sundararaja Iyengar

Dejar un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No será publicado)
   Página web: (URL del sitio web con http://)
* Comentario:
Escribe el código